Instantes

Energía saludable

No hay nada nuevo o único respecto a la ira. Nadie escapa de esta experiencia. La clave está en reconocerla por lo que es y dar a esa energía una dirección más saludable. Si te enfermas, no te sientas disgustado por ello. En vez de introducir ira a tu cuerpo, llénalo de amor y perdónate a ti mismo. Aquellos de ustedes que se ocupan del cuidado de personas enfermas, pueden recordar que también deben cuidarse a sí mismos, pues, si no lo hacen, no serán útiles para sí mismos o para sus amigos y familia. Se quemarán. Haz algo para dejar que salgan tus sentimientos. Una vez que aprendas a manejar la ira de una manera positiva que con toda facilidad te beneficie, descubrirás que ocurren cambios maravillosos en la calidad de tu vida.

El poder está dentro de ti, Louise L. Hay.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s