Cuidados

COVID 19 y tu longevo

COVID-19 es la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Debes saber que los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades respiratorias que pueden ir desde el resfriado común, hasta afectaciones más graves; una característica particular es que estos virus circulan entre humanos y animales.

Toma en cuenta que la disminución del sistema inmune, la mayor prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles, así como la fragilidad y capacidad funcional, son de los principales factores que hacen que nuestros longevos sean más vulnerables al COVID-19.

Photo by cottonbro on Pexels.com

Prevención

Durante este confinamiento y como medida general de prevención procura:

– Que tu longevo se mantenga hidratado y aliméntalo sanamente.

– Evita que comparta artículos de uso personal y/o atención médica.

– No mezcles su ropa con la del resto de la familia y lávala con agua caliente.

– Monitorea su temperatura corporal.

– Que no se automedique o autoimponga rutinas de ejercicio sin prescripción de su médico.

Photo by cottonbro on Pexels.com

Cuidados e higiene

Si te es posible, asígnale una habitación y baño exclusivo, si no, mantengan la etiqueta sanitaria y la sana distancia. Asegúrate que en la recámara haya pañuelos desechables y depósitos específicos para tirarlos. También que en el baño tenga suficiente jabón, alcohol gel al 70% y toallas limpias. Como medida de prevención procuren no escupir. Si es necesario que tú o tu longevo lo haga, utiliza un pañuelo desechable, guárdalo en una bolsa, anúdala y tírala a un bote de basura cerrado. Después, lávate las manos.

Eviten las visitas, pero si alguien llega a ver a tu longevo, asegúrate que no tenga síntomas de resfriado, de preferencia que no sean niños ya que comúnmente son asintomáticos. Mejor mantenga el contacto a través del teléfono, whats, o videollamadas.

Checa si tienen medicina suficiente, y si está por terminársela, pide que te surtan a corto plazo, así evitarás la interrupción de su tratamiento.

Te recomendamos limpiar y sanear artículos de uso común, en casa como manijas, interruptores, controles remotos, teléfonos y mesas. En el caso de tu longevo, recuerda limpiar bastón, silla de ruedas y pasamanos o barandales. Si necesitas desinfectar artículos personales de tu longevo, puedes diluir una cucharada (10 ml) de cloro de uso común en 1 litro de agua y dejarlo actuar unos segundos en la superficie a limpiar. También ventila y que entre luz solar a casa.

Si tu longevo debe salir de su hogar para chequeos médicos u otras razones, pídele que use cubreboca, prueba con varios a ver cuál es que tolera mejor; el cual si es desechable deberás cambiarle al menos cada 4 horas o cada vez que se lo haya quitado. 

Photo by cottonbro on Pexels.com

Focos rojos

Solicita atención médica inmediata si tu longevo presenta alguno de estos síntomas:

– Dificultad para respirar o falta de aire.

– Dolor persistente en el pecho.

– Diarrea.

– Confusión, somnolencia y/o delirio.

– Labios azules o morados.

Photo by Gerd Altmann on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s