Yo cuidador

Mochila de emergencia

Como persona cuidadora, debes tener preparada una mochila de emergencia que los auxilie a ti y a la persona longeva, por lo menos las primeras 48 horas de una situación imprevista.

En otras circunstancias el equipo es individual, pero en tu caso deberás ver por ti y por la persona mayor. Platiquen y acuerden juntos qué debe contener. Recuerda que la idea de este objeto es que ante un fenómeno natural o situación de peligro, puedan desalojar su vivienda o incluso su comunidad de la forma más rápida posible y que cubra básicamente cuatro necesidades: aseo, alimentación, abrigo y comunicación.

Los objetos que debes incluir son:

Ropa: mudas limpias, ropa interior, frazada ligera o alguna prenda abrigadora y zapatos cómodos para ambos.

Kit de aseo personal: Cepillo y pasta de dientes, jabón, gel antibacterial, peine, pañales, toallas sanitarias, etcétera…

Medicinas y botiquín: Medicamentos para no interrumpir su tratamiento, cubrebocas, material de curación y equipo de monitoreo médico.

Agua y alimentos: Botellas de agua envasada y comida empaquetada o enlatada abre fácil y de tamaño individual. De preferencia incluye proteína o algo de la dieta que tenga permitida.

Radio: O algún equipo necesario con sus pilas, batería extra para el celular, linterna, cargadores, cables o extensiones y aparatos portátiles de comunicación y silbato.

Dinero: En efectivo y alguna tarjeta con una reserva o crédito de emergencia.

Documentos: Los que consideres importantes pueden ser en original y/o copia o guardados en una memoria. Contempla identificaciones, pólizas, escrituras, cartilla médica, fotografías de la familia y/o mascotas. La agenda de contactos de preferencia llévala en papel también.

Otros: anteojos y/o audífonos de repuesto, encededores o cerillos, copias de las llaves de casa y el auto. Bolsas de plástico, cuaderno y lápiz.

Más vale prevenir…

Revisa la vigencia y/o caducidad de los artículos cada seis meses y cámbialos o ajústalos de acuerdo a las condiciones del clima. Te sugerimos que busques una mochila que sea de material impermeable, de costuras anchas, con bolsas frontales y laterales. Y haz la prueba de que cuando la traigas puesta te permita mover libremente los brazos. ¡Ojalá no tengas que usarla pero, más vale tenerla preparada y a la mano!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s