Yo cuidador

Yo cuidador

Esta plataforma es para ti que estás procurando el bienestar en la longevidad de alguien más.

Probablemente no te conocemos pero te agradecemos que nos des la oportunidad de informarte y servirte de compañía. ¡Participa y hagamos una comunidad práctica y empática!

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Ni muy, muy, ni tan tan…

La pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial hace que gran parte de las personas mayores necesiten atención o ayuda. Si tú eres su cuidador, procura organizarte bien y dar lo mejor pero sin agotamiento físico y/o emocional. Haz un plan que compagine tus actividades con las de su atención. Y recuerda destinarte un tiempo libre para cargarte la pila y procurar también tu bienestar.

Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Uno para todos…

El que seas cuidador de tu longevo no significa que todo lo tengas que hacer tú. Si bien te toca hacer las actividades primordiales de atención y contacto, como estar a cargo de su movilización y traslados, higiene personal y vestido, así como de su alimentación y seguimiento a su funcionalidad a nivel físico e inteligencia emocional, puedes delegar responsabilidades con la familia, de forma que colaboren de acuerdo a su tiempo y capacidades. Pueden apoyar con las compras, trámites y asuntos más técnicos.

Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Más vale maña…

Como cuidador debes hacerte la vida más fácil. Pon a la tecnología de tu lado, al principio puede que te cueste trabajo pero, ya verás el tiempo que ahorras y los pendientes que te quitas, al realizar pagos y/o trámites desde internet. No olvides que mantenerte relajado y animado también es importante. 

Si a pesar de la ayuda y colaboración de la familia, te sientes rebasado con la atención y tiempo que debes brindar a tu longevo, contempla si es posible y conveniente contratar los servicios de un cuidador profesional.

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Lo importante y lo urgente

Si eres cuidador, no te sientas culpable por no poder resolver todo ni por necesitar tiempo para ti. Establece límites con la familia y tómate un respiro cuando sea necesario.

¡Para cuidar de otro, primero debes estar bien tú!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s